lunes, 2 de mayo de 2016

Templo de Santa Mónica Guadalajara


El padre jesuita Feliciano Pimentel mandó construir en Guadalajara un convento para monjas agustinas, sin embargo solo queda en pie esta iglesia. Fue concluida en el año de 1733, se dice que junto con la iglesia de San Felipe Neri, ubicada muy cerca de aquí, forman la mejor muestra del arte barroco en México. 

Sus dos portadas se encuentran muy bien adornadas con elementos vegetales y de todo tipo en piedra. En el lado noroeste hay una escultura de San Cristóbal, que fue elaborada en cantera por artesanos de Guadalajara. 

A partir del 2006 se desarrolló una campaña de restauración en el interior y exterior de este templo, encontrándose durante el año 2010 grandes hallazgos, nuevos trozos de muros tallados con piedra que estaban ocultos, algunos murales sobre pintados, monedas, medallas, crucifijos y estatuas. La restauración trajo nuevos datos y objetos que no se sabía que existían.

Es justo recordar que durante la época de La Reforma este y otros templos y conventos fueron saqueados y destruidos, del convento que un día existió solo queda esta pequeña iglesia. En dos ocasiones el convento fue expropiado por el Estado (La Reforma y La Guerra Cristera). Una parte del convento fue utilizado como edificio del ejército (XV Zona Militar), en años recientes pasó a formar parte del Museo de la Arqueología y algunas oficinas gubernamentales, el edificio del convento nunca volvió a manos de la Iglesia. 

En verdad es una gran obra arquitectónica, no deje pasar la oportunidad y visite y conozca esta pequeña pero admirable iglesia que se encuentra en la zona centro de Guadalajara.

Ubicación: 
Calle Santa Mónica entre Reforma y San Felipe, Centro Histórico de Guadalajara, Jal.
Transporte público: SITREN L3 (Trolebús), 258, 258 A, 39, 39 A, 275, Tur 706 Zapopan, 602. 

No hay comentarios. :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
}, 10);